logo
© Dr. Belloso 2009
 
 
Quienes somos | Ozonoterapia | Microinmunoterapia | Factores de crecimiento | Otros tratamientos | Contacto
 
  foto1

información para
los tratamientos

foto2
     
 

Esta es una información sobre varias formas de administrar la mezcla de oxigeno-ozono, tomando como proceso a tratar una enfermedad en la columna vertebral, como pudiera ser una hernia discal.

Ante todo deberá traer toda la información que posea sobre su enfermedad: Informes médicos, analíticas sanguíneas, TAC, Resonancia Magnética, Gammagrafía, etc.

El tratamiento inicial de su hernia discal será la infiltración intradiscal con una mezcla de oxigeno-ozono a la concentración y el volumen adecuados.

Este proceso se lleva a cabo en quirófano, con el paciente ligeramente sedado, pero consciente y bajo control radiológico. Dicha infiltración se lleva a cabo bajo anestesia local y es totalmente indoloro.

Esta modalidad se lleva a cabo en los quirófanos de Policlínica Gipuzkoa y requiere un ingreso de 4-5 horas en nuestro Hospital de día, tras el cual el paciente vuelve a su domicilio, pudiendo llevar a cabo vida normal a partir de las 8 horas de terminado el proceso.

Además el tratamiento de su enfermedad lo complementamos con Infiltraciones Paravertebrales, a ambos lados de la columna vertebral, aproximadamente a dos centímetros de la línea media, en los niveles que estimemos oportunos.

La tolerancia es buena, pudiendo aparecer una sensación dolorosa, a modo de presión, durante la propia infiltración y que suele desaparecer en los minutos siguientes, en los que permanecerá descansando en nuestra sala de infiltraciones. Prácticamente, nunca utilizamos anestésicos locales.

Si se va a tratar su enfermedad mediante Autohemoterapia, consiste en la administración endovenosa de una cantidad determinada (entre 100 y 150 ml) de su propia sangre, que previamente habrá sido extraída a un contenedor adecuado, donde será mezclada con una pequeña cantidad de anticoagulante (citrato sódico o heparina) y expuesta después a un volumen determinado de una mezcla de oxigeno medicinal y ozono a la concentración adecuada, durante un corto periodo de tiempo. Como se ha dicho al principio, será reinfundida a continuación en un tiempo no inferior a 10-12 minutos. Todos ellos se lleva a cabo en un circuito aséptico y estéril.

Este tratamiento es compatible en aquellos pacientes que están siendo tratados mediante sustancias anticoagulantes (Sintrom o Clexane), o antiagregantes plaquetarios (Aspirina, Tiklid, etc.).

Si sus venas son de difícil canalización, existe la alternativa de la insuflación rectal, con prácticamente las mismas garantías de éxito que la administración endovenosa, aunque se trata de un modo de tratamiento de duración mas prolongada.

El 80% de pacientes necesitara un mínimo de entre 12 y 15 sesiones para completar el tratamiento, que se realizaran con una regularidad de dos veces por semana. La sesión que marca la inflexión hacia la mejoría suele ser la 5ª o 6ª infiltración, aunque es posible que ya desde la 1ª o 2ª mejore notablemente. También puede ser que necesite más sesiones de las programadas en un principio. La ozonoterapia es un tratamiento, dosis acumulativo, cuyos efectos biológicos y terapéuticos se van consiguiendo mediante la estimulación periódica y sumativa del ozono en los lugares diana, donde se pretende aumentar la oxigenación, la microcirculación y disminuir o inhibir la liberación y acumulación de sustancias que provocan dolor, edema e inflamación.

Es importante que sepa que durante el tratamiento conviene que trate de evitar los excesos, no realizando esfuerzos, ni sobrecargas, sobre todo al inicio del tratamiento.

Si es recomendable que camine media o una hora tras la infiltración paravertebral.
Si esta realizando fisioterapia, puede seguir haciéndolo.

Venga cómodo y relajado, ya que la técnica no es cruenta, ni especialmente dolorosa.

El día de la sesión de infiltración no se ponga cremas. Póngase ropa cómoda, fácil de poner y de quitar, que no le oprima, sobre todo en las zonas dolorosas.

No es necesario estar en ayunas , aunque tampoco le recomendamos que venga tras una comida copiosa.

El número de sesiones será de dos por semana, aunque la primera semana, en ocasiones puede ser de tres.

Si es alérgico a alguna sustancia, debe advertirlo. No se ha comunicado ningún caso de alergia al ozono.

La mezcla de oxigeno-ozono se obtiene mediante un generador altamente sofisticado. Es una terapia muy segura y sin efectos colaterales.

La única garantía en su tratamiento que si le podemos dar es que la ozonoterapia no va a empeorar la enfermedad que le vamos a tratar, ni ninguna otra concomitante que tenga usted.